Segunda parte: ¿Cómo negociar un manejo mas equitativo del dinero en la pareja ?

 El dinero muchas veces es un tema tabú pero cómo lo ganamos, cuánto tenemos y  qué significa para nosotros, reflejan de manera  importante quién somos.

Por esta razón las parejas debemos tomar conciencia del  papel real que juega el dinero en nuestras vidas, como individuos y también como compañeros.De entrada, yo creo que sí es posible llegar a acuerdos sobre el dinero en la pareja aún cuando las 2 partes no  ganen ni aporten el mismo ingreso: por ejemplo, y seguro es el caso de varios de ustedes, queridos lectores: supongamos que en una pareja, mientras que uno de los dos gana más dinero, el otro se encarga más de la logística de la casa y cuida más a los hijos. Les suena conocido? A mí me suena a deja vu. Bueno, sólo es cuestión de llegar a un acuerdo formal de que ganar dinero es igual de valioso que dedicarse a la casa y la crianza (yo sin duda así lo creo, pero hay que sentarse a hablar explícitamente del tema porque por más que ambas partes de la pareja así lo crean por convicción propia, la realidad es que en nuestra sociedad eso no está reconocido aún)-

Se acuerdan de los anuncios de El Palacio de Hierro? Esto de “lo tuyo es mío y lo mío es mío” no puede ser la manera de hacer un presupuesto en pareja.  Honestamente, entiendo la "necesidad" de la revancha en muchos casos, pero no es vida. Tampoco es deseable acordar que “lo mío es tuyo mientras me hagas feliz” (porque seguro el que "gane" la lana deja en ceros a la otra parte si deciden separarse, sin importarle que si pudo amagar esa "fortuna" fue en parte porque alguien más le ayudó desde otra trinchera y de distintas formas). Ninguno de los dos esquemas puede funcionar, eso no es una pareja entre verdaderos pares. Pero, lo que es una realidad es que, si en una pareja  NO se organiza el tema del dinero, inevitablemente surge el conflicto. Les tengo buenas noticias: pueden aprovechar la calma del fin de semana para sacar el tema de forma ralajada y llegar a un acuerdo razonable de

• Cómo van a distribuir los diferentes ingresos (es decir, qué es tuyo, qué es mío y qué es nuestro)

• Cómo se van a distribuir los diferentes gastos (osea, cómo, cuánto y en qué van a gastar el dinero común)

• Cuánto van a ahorrar y cómo van a invertir .

A mí sí me parece muy recomendable que cada uno tenga su cuenta y tarjetas de crédito independientes, por aquello de la autonomía e incluso para tener historial crediticio. Aparte pueden abrir una cuenta común, donde cada uno aporte, por ejemplo, el 70 % de su ingreso para los gastos, ahorro e inversiones comunes.

Cada pareja debe negociar su propio esquema de acuerdo a su situación y a sus preferencias: pueden establecer ”lo tuyo, lo mío y lo nuestro” o en vez de eso establecer que todo es de todos pero con reglas precisas de cómo, cuándo y en qué se gasta el dinero.

     Les doy 3 sugerencias finales:

1. que el trabajo de ambos sea igual de valioso independientemente de que sus ingresos sean diferentes.  

2. que ambos puedan tomar decisiones económicas de igual peso

3.    que ambos tengan igual acceso al dinero: que nadie le tenga que pedir permiso al otro para comprarse unos zapatos ni que le tenga que “robar” al gasto para hacerse su guardadito.

      Si organizamos nuestro presupuesto de una manera eficiente, y hacemos acuerdos equitativos y justos dentro de la pareja, el dinero nos va a alcanzar para hacer más cosas y nuestra relación será mucho más plena. Yo creo que siempre será más fácil sumar que dividir.

 

 

 

 

The Best betting exchange http://f.artbetting.net/
Full reviw on bet365 b.artbetting.net by artbetting.net
www.bigtheme.net