Organiza tus finanzas , gasta menos y ahorra más

El primer paso es tomar consciencia de nuestra realidad económica y planear nuestros gastos y ahorro para que no gastemos más de lo que tenemos. Se debe administrar lo que se tiene, no lo que se sueña tener. No se trata de cuánto QUIERO o necesito gastar, sino de cuánto PUEDO. También es muy importante ahorrar disciplinadamente, no “si me sobró”, sino organizar lo destinado al gasto después de apartar el ahorro. Sólo de esa manera podremos ir haciendo un fondo para imprevistos y para el futuro
 
     El gasto se debe planear. Establece prioridades: primero se cubre lo indispensable, luego lo necesario y finalmente, si sobra, se gasta en lo deseable. Además, para que nuestro presupuesto sea real, tenemos que contemplar los imprevistos.
 
     Prepárate una taza de té o sírvete una copa de vino. Toma un cuderno o abre una hoja de excel, lo que te sea más natural. Comienza a escribir una lista de los gastos que te vengan de entradad a la mente: 
  1. Divídelos en gastos fijos (renta o hipoteca, colegiaturas, gasolina, agua, luz, teléfono, celulares, cable, sueldos de personal , nanas, enfermeras, choferes, gasolina, transporte, estacionamientos, un promedio de supermercado, etc...). No olvides incluir todos esos gastos a meses sin intereses que te tienen amarrado en la tarjeta de crédito y que tienes que pagar mes con mes ya que por el momento son un gasto fijo. 
  2. Haz otra columna de gastos variables (médicos, reparaciones de electrodomésticos, papelería, medicinas, salidas a restaurantes y cines, ropa, zapatos, salón de belleza o peluquería, etc...).
  3. Finalmente, en una tercera columna escribe los gastos periódicos (tenencia y seguros del auto, seguros médicos, reinscripciones al colegio, predial, membresías a clubes, etc....todos esos gastos que son bimestrales, semestrales o anuales pero de los que no te salvas)
     Al pincipio, tu registro de gastos no va a ser tan preciso, pero si consultas tus estados de cuenta de servicios y de tus tarjetas de crédito, te puedes hacer una idea aproximada y promediar el gasto mensual. 
 
    Otra recomendación es que durante al menos un mes (idealmente dos o tres meses) traigas en la bolsa una libretita o si eres más high tech aprovecha tu blackberry o celular y ve apuntando cada centavo que gastes: desde los 5 pesos que le diste al "viene viene" donde te estacionaste hasta el starbuck´s que te empacas cada día , semana o mes y la tele de plasma que te compraste para ver el mundial. Te vas a caer de la silla cuando veas cuánto dinero se te "fuga" en gastos hormiga.
 
     Recuerda que además de gastos fijos, gastos variables y gastos periódicos, también es importantísimo que asignemos parte de nuestros ingresos a ahorrar. Que tu ahorro sea una prioridad: convierte el dinero que le destinas a ahorrar en un "gasto fijo" que además te puede salvar en caso de algún imprevisto.
 
 Para que te des una idea, una manera "sana" y razonable de distribuir tus ingresos es: 
  • de 10a 20% se debe ahorrar
  • de 20 a 30 % se destina a la vivienda (renta, hipoteca, ahorro para la vivienda)
  • un 40% se va a los gastos más necesarios
  • entre 10 y 20% queda para esparcimiento (cine, vacaciones, paseos, cafecito, restaurantes.... pero tal vez aquí entraría también ese par de zapatos #52 que no te resististe a comprar...)
          No te agobies. Si ya te acabaste tu copa de vino, sírvete otra y proponte para este mes tomar conciencia de cuánto y en qué estás gastando tu dinero. Ese es el primer paso para poder recortar gastos cuando sea necesario y darle de una vez por todas un cran definitivo al insomnio que te cargas. 
 
 
 Seguro este es uno de tus propósitos de año nuevo. Cuida tu dinero para usarlo mejor y gastarlo en lo que te haga más feliz!
 

 

The Best betting exchange http://f.artbetting.net/
Full reviw on bet365 b.artbetting.net by artbetting.net
www.bigtheme.net