¿Compras mas comida de la que puedes consumir y la terminas desperdiciando?

 Yo siento que entre el bombardeo publicitario, la lucha entre las cadenas de supermercado y la expansión en México de las grandes tiendas de membresía ( osea, COSCO, SAM´s Club, etc...) nos hemos dejado llevar por la mercadotecnia y nos hemos vuelto más comprones y gastalones, eso sí, creyendo que estamos comprando mejor.... 

Y sin menospreciar a este tipo de comercios, que por cierto a mí me encanta visitar y creo que pueden resolver ciertas compras de una manera muy práctica, la verdad es que nadie necesita tener 6 salsas maggie ni 48 rollos de papel de baño en un hogar de 4 o 6 personas.... 

Es un hecho que la economía familiar está en aprietos y que en este momento muchos padres de familia están teniendo que hacer magia para hacer rendir si ingreso y su "gasto" pero, paradójicamente, el miedo a la carencia nos hace comprar de más y sentimos la necesidad de almacenar cosas que terminamos acumulando en exceso.

Muchas veces nos vamos con la finta de que estamos siendo precavidos y ahorradores porque estamos aprovechando una "oferta" y con eso justificamos la compra de algo que en realidad ni necesitábamos.

Aclaro que este tipo de patrones de consumo no es exclusivo de quienes tienen más poder adquisitivo. 

Comprar de más o comprar para aprovechar que está de oferta es un error recurrente hasta en los bolsillos más apretados.

ALGUNAS PERSONAS TERMINAN TIRANDO 40% DE LO QUE COMPRAN.. 

En el caso muy particular de la comida es especialmente común que compremos mucho más de lo que somos capaces de consumir. es típico que vas al super y te encuentras una salsa o una lata de algo medio exótico y la compras porque según tú vas a preparar un pollo tailandés con leche de coco y curry verde, pero la realidad es que esa lata se queda hasta atrás de tu despensa y es muy probable que, cuando la vuelvas a ver, ya esté caducada.... Ni se hagan, porque a todos nos ha pasado eso.

Es una lástima pero la verdad es que terminamos tirando nuestra comida, y con ella nuestro dinero.

Tenemos que ser más conscientes para cuidar nuestro dinerito que tanto trabajo nos cuesta ganar.

Por eso, hoy los reto a que antes de lanzarse a hacer sus compras este fin de semana (me da igual si van a cosco,  al super, a la comer, a la pollería de lupita o al mercado sobre ruedas de la esquina), mejor le echen un buen ojo a su despensa, refri y congelador y que traten de ir usando todo lo que hay antes de resurtirlo. 

Traten de comprar, al menos esta semana (y si el reto da para más tiempo, mejor), sólo productos frescos como verdura, fruta y lácteos. Todo lo demás, que salga de lo que ya tienen.

 

EN LA DESPENSA

•Para empezar, es importantísimo checar las caducidades de las latas y abarrotes.

•Rotación de inventarios: lo más nuevo debe estar hasta atrás y lo más pronto a vencer, hasta adelante. Si hay algo caducado, por favor no se arriesguen, mejor abren la lata, desechan el contenido para que nadie más la consuma y luego enjuagan la lata y la tiran a lo reciclable.

•Dicen que de la vista nace el amor y este ejercicio va a ser además muy inspirador, porque cuando vuelvan a ver lo que tienen, les van a dar ganas de usar eso y se les va a ocurrir cómo cocinarlo.

 

EN EL REFRIGERADOR Y CONGELADOR

•Hagan lo mismo en el congelador y refrigerador.Traten, al menos 1 vez a la semana, de sacar todos los restitos y sobras de la semana y de "reciclarlos" de alguna manera para que no se quede nada para la siguiente semana. Si por ejemplo, tienen varias sopas de distintas verduras, pueden juntar todas y molerlas, sazonarlas con alguna especia desde las típicas hierbas de olor hasta curry , sin miedo.

• Pueden aprovechar los restos de las verduras para hacerse un omelette o los restos de los guisados para preparar una lasagna (la de buitoni precocida es buenísima) o unos canelones de lo que tengan, o hasta una quiche (les paso una receta básica, búsquenla en "las recetas de nat", dando click en esa etiqueta hasta arriba del blog, en la página principal).

•Lo del congelador también hay que revisarlo periódicamente. Si congelan carne, pollo, etc..., vale la pena escribir la fecha de congelación y que roten sus inventarios como en la despensa: lo más nuevo, hasta atrás para usar primero lo más viejo.

 

OTROS TIPS...

•Debemos acostumbrarnos a hacer una lista de lo que necesitamos y tratar de apegarnos a ella. Claro que nos podemos dar gustitos cuando se pueda, pero hay que asegurarnos de hacer compras impulsivas que terminen en la basura

•Lo ideal es hacer una lista en función de un menú para la semana: vale la la pena sentarnos un momentito y planear nuestro menú de la semana para que no tengamos que volver a hacer compras a mitad de semana y para que nos sobre la menor cantidad de ingredientes posible

•Nunca hay que ir al super con hambre, porque seguro compramos de más

•Hay que tratar de comprar lo que vamos a usar ahora y evitar esas compras del tipo "me llevo 5 paquetes de algas por si un día aprendo a hacer sushi". El día que amanezcas con ganas de hacerte un rollo california, ese día, vas al super y compras lo que haga falta.

Tratemos, entre todos, de revirar los patrones de consumo. Vamos a intentar comprar menos, desperdiciar menos, gastar menos.....en el fondo, necesitamos menos para disfrutar más.

El consumo responsable también es parte del buen vivir.

 Y lo repito:  menos cosas, más experiencias.

 

 

The Best betting exchange http://f.artbetting.net/
Full reviw on bet365 b.artbetting.net by artbetting.net
www.bigtheme.net