Es un polvo muy blanco y tiene un sabor muy alcalino (por si tenían curiosidad, les comparto lo que acabo de aprender: los álcalis son óxidos, hidróxidos y carbonatos de los metales alcalinos que actúan como bases muy fuertes y son solubles al agua. Son los ácidos más destructivos para el tejido humano porque disuelven la grasa cutánea. Los vapores que se desprenden pueden irritar las vías respiratorias, los ojos y la piel.) 

Se puede encontrar como mineral en la naturaleza o se puede producir artificialmente. Yo siempre fui malísima en química, pero les paso la fórmula: NaHCO3 por si les estaba quitando el sueño.

Como les decía, es muy soluble en el agua, es biodegradable y bastante accesible. Tiene muchísimos usos prácticos que ahorita les voy a decir.Cuando se expone a un ácido, se descompone en dióxido de carbono y agua. Por eso se usa mucho en panadería, como levadura, y también para producir refrescos.

 Yo no lo sabía, pero también es el componente principal de los polvos extintores de fuego.

 Por ahí leí que en Perú se usa para suavizar el sabor de la coca. Digamos que es a la coca lo que para nosotros sería el azúcar para el café.

Algunas personas lo usan incluso para lavarse los pies

En repostería, se usa para hornear porque genera burbujas de aire en la masa y eso le da una textura más esponjosa.

Es un gran antiácido. Alivia el dolor de estómago y la indigestión ácida. Sólo hay que tener cuidado de no tomarlo con leche porque puede ser contraproducente; ni debe ser mezclarlo con otros medicamentos porque puede contrarrestar su efectividad.

También se usa mucho para la belleza:

Se pueden hacer un baño de tina con 1 taza de bicarbonato. Se van a hacer unas cuantas burbujas y sirve de relajante muscular. 

Además, como neutraliza los ácidos, también sirve como desodorante natural. 

Se pueden también preparar una mascarilla exfoliante casera poniendo 1 parte de agua x 3 de bicarbonato. Con esa pasta, se exfolian la cara suavemente, se enjuagan y se ponen su cremita.

Para blanquear los dientes pueden usar un poco de bicarbonato directo en su cepillo humedecido, y tallárselos suavemente, de preferencia antes de dormir y solamente durante 1 semana. OJO: No hay que abusar porque se pueden poner muy sensibles las encías.

El bicarbonato también se usa en la limpieza:

Me escribió un chavo que se fue a vivir con unos cuates y me dice que teme que en cualquier momento salgan monstruos del cajón de las verduras. 

Lo primero que tiene que hacer es sacar las partes removibes del refrigerador y lavarlas en el lavabo con el detergente para platos y para las partes fijas del refri. 

Lo ideal es disolver 2 cucharadas de bicarbonato en medio litro de agua tibia y con esa agua, empapar una esponja suave o un trapo, se exprime y ya se limpia muy bien toda la parte interna. 

En los huequitos y ranuras, pueden también usar un cepillo de dientes suave y tallar cualquier mancha o resto de comida. Aprovechen para pasarle un trapo húmedo a los frascos que luego quedan todos pegajosos y embarrados.

El bicarbonato limpia perfecto y además ayuda a eliminar los olores. Por cierto, nunca usen cloro ni amoniaco para limpiar su refrigerador. 

Ahora bien, si después de lavarlo, le sigue quedando un olorcillo, asegúrense  que sus contenedores de comida, los famosos topers, estén bien cerrados. Nunca metan al refri nada sin tapar. Sólo va a oler feo y ese alimento va a terminar contaminado. 

Vale la pena invertirle a unos buenos recipientes herméticos para que la comida no se eche a perder. Dejen un vasito o un frasco con bicarbonato en polvo, ese sí destapado, dentro del refrigerador en un lugar que no estorbe: les va a ayudar a absorber los olores. Pueden cambiarlo cada 2 ó 3 meses.

Otro uso para el bicarbonato es que sirve para desmanchar el óxido: si se les manchó su camisa favorita de óxido, preparen una pasta con bicarbonato y jugo de limón y tallen bien la mancha. Pueden usar un cepillito de dientes para no maltratarla. La pueden dejar al sol un rato así untada y luego ya la lavan como de costumbre. Funciona muy bien.

 Otra mancha común es la de maquillaje porque al sacarnos la ropa por la cabeza o incluso al traerla puesta, se manche sobre todo de la zona del cuello. 

 Bueno, pues si la prenda se puede lavar en casa, lo que hay que hacer es espolvorear la mancha directamente con el bicarbonato y, con un cepillito de dientes  lo humedecen con agua y tallan la mancha. Luego, ya la echan a lavar.

Si la mancha de maquillaje no sale con el bicarbonato, ahí les va el último tip de pilón: pueden usar aquel jabón de tocador Palmolive, el verde clásico que siempre tenían las abuelas en su casa (al menos la mía es el que tenía) y con eso embarran bien la mancha, la tallan con su cepillito de dientes y luego la lavan normal. Ese jabón también sirve para manchas de grasa.

Lo consiguen en el super, donde los jabones de tocador.

 

 

 

The Best betting exchange http://f.artbetting.net/
Full reviw on bet365 b.artbetting.net by artbetting.net
www.bigtheme.net