Yo sospecho que entramos en algún modo de trance, porque, de otra forma, nos quedaríamos encerrados y empastillados hasta pasadita la Candelaria. Y que conste que  no soy una scrooge.

Pero,  les tengo una buena noticia: sí podemos hacer de diciembre un mes para disfrutar, pasarla bien con nuestra gente, darnos permisos que nos prohibimos el resto del año y cerrar con broche de oro el 2012 (con o sin fin del mundo, nunga debemos perder el estilo) 

Con un poco de planeación, podemos organizar mejor nuestro tiempo, dinero, ambientes y eventos sociales. Ya sé que en nuestra ciudad el tráfico es una pesadilla de la vida real y no tengo mucho qué proponer en este sentido, pero hay cantidad de alternativas para  salir victoriosos de esta carrera de obstáculos.

Les propongo 10 pasos:

PLANEA TU TIEMP0

1. Trae siempre a la mano una agenda (de papel y lápiz o tu blackberry, pero a la mano siempre). Vas a tener un montón de eventos y es imposible acordarse de todo. Te recomiendo además hacer una lista de pendientes y traerla contigo. No importa si eres muy intelectual y usas moleskine, o si no traes ni bolsa, mochila, morral o portafolio: lleva unos post it en el saco o en la bolsa de atrás de los jeans. Pocas cosas dan tanto alivio como ir tachando los pendientes cumplidos.

2. Cuando te inviten a un evento, checa tu agenda. Si ya tienes otro compromiso, supéralo y discúlpate. No intentes quedar bien con todo el mundo o vas a quedarle fatal a todos. Sé realista y toma en cuenta el tiempo que te tomará trasladarte de un lugar a otro. Apunta bien hora, fecha, dirección y teléfono por si se te atraviesa el alcoholímetro y necesitas disculparte o ser rescatado del torito.  Si te toca llevar algún platillo, botella de vino o regalo anótalo ahí mismo (o en tus post it, que para eso son)

3. No sufras en el tráfico. Asume ya que diciembre es terrible: sal con más anticipación, lleva agua y víveres para el camino, si vas en transporte público lleva un buen libro y trata de usar más la bici. Respira profundo (pero no justo antes de entrar al transporte colectivo por favor) y adopta una actitud zen. 

 

CUIDA TU DINERO

4.Haz una lista realista de las personas a quienes les quisieras dar algo y de  los regalos “obligados”.  Si vives en pareja, revisa esta lista con tu pareja, que habrá regalos comunes. Intenta ser creativo y original. Que no se te vaya el aguinaldo en regalarle a todo el mundo, en serio no es necesario. Puedes escoger un regalo que sea tu sello en la temporada: desde hornear algo hasta hacer alguna manualidad si se te da. Una gran alternativa mucho mejor que dar la bufanda horrenda o el mismo fruit cake rancio que lleva años circulando es hacer un donativo a nombre de alguien más. Puedes donar una cantidad en efectivo  a alguna  institución sin fines de lucro: escoge alguna buena causa que vaya contigo (ambientalista, de derechos humanos, para niños en orfandad, para protección de animales…..) y da el donativo a la institución;  aparte en una tarjetita le escribes a “Pedro” que donaste 150 pesos de su parte a X causa: ese es su regalo.

5. También pon un tope a lo que puedes gastar: claro que te gustaría regalarle un collar de Tane a tu mamá, pero si sólo te alcanza para darle unas galletas, entonces trata de hacerlas tú y dile cuánto la quieres.

 

PREPARA TU ESPACIO

6. Arregla tu casa más linda. No necesitas invertir una fortuna ni convertir tu sala en una escena de la navidad del terror: yo no pongo árbol, pero me encantan las nochebuenas blancas. También me gusta cambiar el centro de mesa. En la sala pongo todas las cosas ricas que no me permito el resto del año: un buen panettone,  pasitas con chocolate, biscottis, frutas secas…y me encanta hacer ponche, chai y Apple cider. Date tiempo: regálate la tranquilidad de estar en tu casa, con la gente que quieres. No necesitas tanta producción ni pasártela fuera gastando tu dinero y estresado en el caos.

ORGANIZATE PARA COMPARTIR  CON TU GENTE

7.  Haz algo por los demás con lo que ya tienes: muchas veces dar es más reconfortante que recibir. Qué tal si le armas una despensita con lo que hay en tu casa a la señora que limpia tu oficina? O qué tal regalarle un juguete a la hija de tu portero? Saca una cobija de tu clóset y de regreso de la chamba se la dejas a algún chavito que seguro encuentras en el camino.

8.   Para las cenas o comidas que haya en tu casa, ya sea con amigos o con familia, organiza con tiempo lo que vas a preparar. Planea el menú tomando en cuenta la cantidad de invitados y tu presupuesto y en función de eso haz una lista de compra. Se vale repartir los gastos y la logística entre todos. Acepta la ayuda que te ofrezcan. Trata de pre-preparar lo más que se pueda, ya sea congelando alguna parte del menú, acumulando de a poco la bebida o dejando la mesa puesta con vajilla, copas y cubiertos al menos desde el día anterior.

9.  Ponte guapo y date un gustito: ve a cortarte el pelo o a hacerte manicure, cómprate una camisa o esos zapatos que te provocan insomnio o simplemente date una sesión de spa en casa.

10. Acuérdate que lo más importante es estar bien todo el año. No te dejes arrastrar por la vorágine de los excesos y tómate una pausa antes de comprar esa pantalla nueva,  de servirte la quinta rebanada de pastel o de ir por el récord de shots de tequila contra tu suegra. No quemes  tu aguinaldo: mejor ahórralo para un viaje espectacular el año que viene. Come y bebe, pero paga en la caminadora: no quieres empezar el año gordo, en bancarrota y deprimido.

La vida es todos los días y de nosotros depende que sea especial, más allá de las celebraciones del calendario. Basta un poco de planeación y tener ganas de disfrutar los placeres de la vida diaria.

Felices fiestas a todos!

 

The Best betting exchange http://f.artbetting.net/
Full reviw on bet365 b.artbetting.net by artbetting.net
www.bigtheme.net