Member Access

Mis crónicas viajeras.....Madrid

 Poder viajar, además,  por puro placer, es un doble privilegio y como todo privilegio, va de la mano de una gran responsabilidad: la de absorber y asimilar todo con más alerta, sacudirse el letargo de la rutina, salirse de uno mismo y mudarse de esa piel tan ensimismada que nos va limitando a nuestro pequeño mundo cotidiano. Viajar nos impone la obligación de sacudir los prejuicios y ampliar la mente.
Hoy tengo el privilegio de andar de viajera por el puro placer y trataré de compartir un poco de lo que vaya aprehendiendo.


 

Mis crónicas viajeras.....madrid

Arranqué en Madrid, en una escala que logré estirar a 48 horas. Daniel es mi compañero en esta primera parte del viaje y he tratado de mirar todo desde sus ojos de 7 años. Así traté de entender por qué la Puerta de Alcalá no tiene puertas y me esforcé por sentir el estómago en el corazón cuando subíamos por el elevador de cristal en el Reina Sofía; también con ojos de 7 años traté de ver el Guernica y creo que así se percibe con más nitidez el sinsentido de la guerra y el sufrimiento; así traté -en vano- de encontrarle el placer a un helado verde que pretendía ser de limón y que preferí catafixiar por una cerveza y así también traté de ver las piezas que elegí para mostrarle en el Prado, viéndolas sin prejuicios y como si las estuviera descubriendo por primera vez. Pasamos muchas horas en el parque del Retiro y no pude más que volver a mis ojos de 36 y asombrarme de la capacidad que tienen los niños para pasarlo bien (aunque tengan jet lag y el calor sea insoportable): igual de sencillo es atrapar burbujas gigantes de jabón que hacerse de amigos en unos columpios y pasamanos. Qué maravilla es sentirse muy rico porque tienes 2 euros con 60 centavos pero qué cansado es caminar una cuadra cuando no sabes cuánto mide una cuadra y tú apenas llegas a 1m20!!!!!


Para el acervo culinario, les comparto lo que comí: 

 

Mis crónicas viajeras.....madrid

BOCADILLO DE CALAMARES en las terrazas que están fuera del REINA SOFíA. 
El de la foto es en pan normal, pero el mío era en  pan tipo chapata y estuvo espectacular. Abren el pan por la mitad y lo rellenan de aros de calamares fritos. Así, sin más. Sin NADA más que una cerveza a un lado. No les podría describir con justicia el sencillo e inmediato placer que eso me representó.

 

 

 

 

The Best betting exchange http://f.artbetting.net/
Full reviw on bet365 b.artbetting.net by artbetting.net
www.bigtheme.net